Si quieres saber cómo conservar la moringa estás en el lugar correcto ! Aquí te aprenderás todos los consejos que necesitas saber para conservar tu Moringa por más tiempo y cuidar de su calidad para que te siga entregando todos sus beneficios.

Las hojas de M. Oleífera, tienen alto contenido proteínico y nutritivo, por lo que si no se almacenan adecuadamente, pueden llegar a fermentan y se dañan rápidamente. También la luz ultravioleta degrada las vitaminas que tiene la Moringa para ti, y deja hoja con un aspecto cafesoso.

Pero bueno, vamos de lleno a ver que cosas debes y no debes hacer en la conservación de la hojas y el polvo de hojas de la Moringa.

Cómo conservar la moringa

¿Cómo conservar hojas frescas?

Una de las preguntas que más me realizan es cómo conservar las hojas frescas. Aquí te cuento lo que he encontrado en artículos científicos. En las condiciones de almacenamiento adecuadas, es posible conservar las hojas frescas de moringa por hasta 60 días, a temperatura de refrigeración entre 4 a 6 °C en envases plásticos flexibles selladas al vacío. Sino están selladas al vacío, probablemente las hojas duren menos de un mes. Además, debes privarlas de la Luz y sólo exponerlas cuando vayan a ser consumidas.

Es importante recordar que las hojas de Moringa frescas concentran una mayor cantidad de nutrientes que las hojas secas, esto debido a que en el proceso de secado se degradan algunas de sus vitaminas y nutrientes, principalmente por la exposición al calor. Por ejemplo la Vitamina C se degrada con el oxígeno y en temperaturas altas.

¿Cómo conservar hojas secas?

Secar las hojas nos permite conservar las propiedades de la moringa y tiene su principal beneficio de que permite aumentar su tiempo de conservación por más tiempo que las hojas frescas, y lo mejor sin el uso de electricidad. Además, eliminar el agua concentra más los nutrientes al reducir su peso total, por lo que nos permite tomarla en cápsulas o tabletas y hacer un consumo más fácil.

Las hojas secas pueden ser almacenadas en un recipiente hermético en lugar fresco, seco y en la oscuridad, por hasta por 12 meses. Esto puede ser en un frasco de vidrio con paquetes de sílica gel en su interior. Si a esto le sumamos un sellado al vacío en temperaturas entre 4 a 6 °C podemos conseguir una conservación de 18 meses.

Cómo conservar las hojas secas de Moringa Oleifera

¿Cómo conservar el polvo de moringa?

Normalmente, luego del secado las hojas se presentan en polvo y muchas veces es presentado también en cápsulas.

El polvo de Moringa, así como las hojas secas, se puede almacenar en un recipiente hermético en lugar fresco, seco y en la oscuridad, por hasta por 12 meses.

Cómo conservar polvo de hojas de moringa

También puede ser refrigerado para preservar la frescura.

¿Simple no es cierto? Conserva tu moringa adecuadamente con los tips que te compartí en este post, y disfruta de sus propiedades que puedes conocer aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.