La pregunta que no quiere callar es ¿puede la Moringa reducir la inflamación? En este post te traigo la respuesta con base en investigaciones científicas.

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo a alguna lesión o infección, en otras palabras, es un mecanismo de protección que nuestro cuerpo realiza, sin embargo, si extiende por un período largo de tiempo puede convertirse en un problema de salud importante.

La inflamación que perdura por largos periodos de tiempo, meses y años, está relacionada con problemas de salud crónicos, que pueden ser enfermedades cardíacas, al colón y cáncer. Además, la inflamación crónica es un componente crítico en la formación y progresión de la metastasis, por eso es importante mantenernos alejados de esta reacción.

Es importante destacar que la inflamación no sólo está relacionada con el cáncer. El médico David Perlmutter reconocido autor de «The grain brain whole life plan» afirma que si tenemos un regimen que irrita el intestino podemos sufrir transtornos emocionales, estrés y ansiedad.

Estudios demuestran que algunos alimentos como frutas, verduras, hierbas y especias integrales pueden combatir la inflamación. La planta Moringa Oleifera efectivamente es uno de ellos, pero cautela.

Los científicos afirman en sus artículos que los Isotiocianatos son los principales compuestos antiinflamatorios presentes en las hojas, vainas y en las semillas de Moringa. En este sentido, algunos estudios confirman los usos tradicionales de esta planta en el tratamiento de dolencias relacionadas con el dolor y la inflamación.

En resumen, sí puede la Moringa reducir la inflamación, sim embargo es importante destacar que hasta ahora sus efectos antiinflamatorios no han sido probado en humanos, las investigaciones se han limitado a estudios en probetas y en animales.

Fuentes:

Coussens, L. M., & Werb, Z. (2002). Inflammation and cancer. Nature, 420(6917), 860–867. https://doi.org/10.1038/nature01322

Libby P. (2002). Inflammation in atherosclerosis. Nature, 420(6917), 868–874. https://doi.org/10.1038/nature01323

Rollins B. J. (2006). Inflammatory chemokines in cancer growth and progression. European journal of cancer (Oxford, England : 1990), 42(6), 760–767. https://doi.org/10.1016/j.ejca.2006.01.002

Mahajan, S. G., & Mehta, A. A. (2010). Immunosuppressive activity of ethanolic extract of seeds of Moringa oleifera Lam. in experimental immune inflammation. Journal of ethnopharmacology, 130(1), 183–186. Immunosuppressive activity of ethanolic extract of seeds of Moringa oleifera Lam. in experimental immune inflammation

Cheenpracha, S., Park, E. J., Yoshida, W. Y., Barit, C., Wall, M., Pezzuto, J. M., & Chang, L. C. (2010). Potential anti-inflammatory phenolic glycosides from the medicinal plant Moringa oleifera fruits. Bioorganic & medicinal chemistry, 18(17), 6598–6602. Potential anti-inflammatory phenolic glycosides from the medicinal plant Moringa oleifera fruits

Waterman, C., Cheng, D. M., Rojas-Silva, P., Poulev, A., Dreifus, J., Lila, M. A., & Raskin, I. (2014). Stable, water extractable isothiocyanates from Moringa oleifera leaves attenuate inflammation in vitro. Phytochemistry, 103, 114–122. Stable, water extractable isothiocyanates from Moringa oleifera leaves attenuate inflammation in vitro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.